Ventajas de la madera como material de construcción

 La madera es un recurso natural inagotable, una materia prima con unas características y prestancia en obra totalmente únicas.

Es el elemento perfecto para introducir en edificaciones nuevas y sostenibles. La madera es uno de los materiales de construcción más antiguos del mundo y también uno de los más versátiles.

Hoy en día, aún podemos ver edificaciones antiguas hechas con madera que perduran en el tiempo como por ejemplo el U Bein, el puente de teca más largo del mundo ubicado en Birmania que fue construido en el año 1850.

Aquí nos surge una duda, ¿qué beneficios tiene la madera como material de construcción? Son muchas más de las que se creen y son las siguientes:

  • Adaptable: la madera se puede adaptar en cualquier lugar sin importar el clima y las condiciones ambientales que se tengan.
  • Versátil: es un material que se adapta a cualquier estilo o diseño, además, se puede convertir en todo lo que se imagine, puede formar parte de la estructura de una vivienda, un revestimiento, o formar parte de la decoración de un hogar en forma de muebles (mesa, lámpara, cama, marco de fotos, etc.).
  • Duradero: la madera tiene mayor durabilidad que otros materiales, que además se amplía con un mantenimiento y tratamientos adecuados.
  • Aislante acústico: este material aporta un aislamiento acústico 10 veces superior a otros materiales como lo es el hormigón armado.
  • Aislante térmico: el aislamiento térmico que da la madera es superior al del ladrillo, el hormigón, la piedra o el acero.
  • Resistencia: la madera es resistente a muchos productos químicos que son altamente corrosivos en otros materiales.
  • Reduce el tiempo y coste de construcción: este elemento natural a diferencia de otro tipo de materiales que se emplean en construcción no necesita un proceso de secado una vez instalado, lo que nos permite ahorrar tiempo y costes.
  • Absorbe la energía: posee la capacidad de absorber energía y resistir cargas de impacto, lo que hace que sea un buen material de construcción en zonas sísmicas.
  • Ligero: debido a su ligereza, hay un gran ahorro energético en los procesos de elaboración de la madera.
  • Minimiza la huella de carbono: la madera es un excelente almacén de dióxido de carbono por lo que ayuda a reducir la huella de carbono del parque inmobiliario.
  • Resistente al fuego: aunque parezca increíble es así, las estructuras de madera con determinadas técnicas de tratamiento muestran un comportamiento bajo la acción de los incendios superior al de muchas estructuras de materiales incombustibles. En un incendio la madera se carboniza superficialmente dando como resultado una barrera de protección que obstaculiza la propagación de las llamas hacia el interior.

De todas estas características que tiene la madera, en Lignum Tech le damos vital importancia a la que tiene que ver con la reducción de la huella de carbono, pues la producción y el procesamiento de la madera emplea menos energía que el resto de los materiales que se utilizan para la edificación siendo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, valores que compartimos y difundimos desde nuestra compañía.

Aunque la madera no es la única materia prima que empleamos para desarrollar nuestros sistemas, sin duda, es la que nos da un carácter más singular y diferenciador como marca. En Lignum Tech tenemos madera y situamos a este material a otro nivel.