Es tiempo de Terrazas, es tiempo de Lignum Tech

Debido al clima de nuestro país, los españoles pasamos más tiempo en la calle que los ciudadanos de los países del norte de Europa, por eso nuestras casas están menos preparadas para estar mucho tiempo en ellas. Además, las últimas generaciones no han tenido la necesidad ni la obligación de tener esa experiencia.

Lo cierto es que la arquitectura tradicional de nuestro país contaba con balcones y ventanas alargadas hasta los años 30 para mejorar la entrada de aire y luz, ya que además los sistemas constructivos no permitían abrir huecos horizontales.

Después, hasta finales de los 80, casi todas las viviendas se construían con terraza, si bien ante la necesidad de mayor espacio en el interior de las casas y la facilidad de salir a la calle siempre que se desease, hizo que muchas terrazas se terminasen cerrando para ampliar salones o hacer incluso nuevos dormitorios.

Después, asumimos viviendas sin terrazas, motivadas también por la normativa existente que hacía computar estos espacios, y hasta el año 2011, últimos datos del censo que se realiza cada 10 años (este año 2021 saldrá el nuevo censo que arrojará nuevos datos, ya que además el 100% de esas nuevas viviendas construidas en la última década se habrán realizado bajo el Código Técnico de Edificación), tenemos un 44% del censo de viviendas prácticamente sin terrazas ni balcones.

Sin embargo, la tendencia actual es que la terraza sea tratada como un espacio diferencial de la vivienda, como otro ambiente con un dialogo y cuidado diferente al del resto de la vivienda, algo necesario hoy en día.

La disminución del tráfico rodado, y con ello la contaminación y el ruido, hace que incluso en el centro de las ciudades, las viviendas con terraza sean muy cotizadas.

Después de estas experiencias las promotoras hemos tomado nota y realizamos proyectos que cuentan con los espacios demandados por el cliente final, como zonas para trabajo en casa y los espacios exteriores. Las terrazas podrán ser cubiertas o descubiertas, y en parte ahí reside el éxito del proyecto, por consumir edificabilidad o no.

Existen también espacios que mezclan zona de terraza con zona de tendedero, terrazas voladas o terrazas retranqueadas, bajos con jardín, etc, dependiendo de la casuística del proyecto y de la ubicación.

También es interesante destacar no solo el uso de estos espacios, si no la propiedad de estos, pues dependiendo de su ubicación serán de dominio privado o serán comunitarios de uso privativo, y de ahí emanarán los costes de conservación y mantenimiento de estas zonas.

Además, según un estudio de idealista, de media las viviendas con terraza cuestan un 36% más que una vivienda que no cuenta con espacio exterior. Esta brecha de precio se reduce en el alquiler.

Algo muy novedoso es que el gobierno vasco, mediante su nuevo Decreto de Habitabilidad del Departamento de Vivienda, favorece la inclusión de terrazas en los nuevos proyectos ya que la construcción tanto de terrazas como de balcones va a dejar de computar en términos de edificabilidad y da un paso más allá permitiendo la creación o ampliación de terrazas o balcones en edificios anteriores a 1980 que se rehabiliten energéticamente. Además, subvencionará estas inclusiones con hasta 5.000 euros por vivienda.

Es una buena noticia que esperamos se extienda a todas las ubicaciones nacionales y permitir, de ese modo, hacer una regeneración urbana que mejore la vida y condiciones de un gran número de habitantes.

Desde Lignum Tech, estamos desarrollando un sistema de terrazas y balcones industrializados tanto para obra nueva como para rehabilitación para poder dar respuesta a esta nueva demanda de la sociedad actual.

Serán sistemas pensados para colocar directamente sobre la fachada, abriendo la posibilidad de abrir nuevas terrazas dónde había ventanas o facilitar la colocación de terrazas en fachadas que presenten vuelos de manera no uniforme.